Juanda-No me la deje ahí Boricua

Mamá, ¿dónde están los juguetes? Mamá, el niño Dios no los trajo...

10/04/2005

La columna del día: Víctor, sumas; Rosario, restas

Les comparto la columna mía, llamada ¿Sí o Qué?, que escribo hace cuatro años, los martes cada quince días, en el diario El Colombiano de Medellín. Apreciación sobre Sumas y Restas, en comparación con Rosario Tijeras. Lo fashion de Flora y Manolo opacó la verdad latente de Sumas y Restas. Eso da rabia. Los comentarios son bienvenidos...

¿Sí o Qué?
Víctor, sumas; Rosario, restas
Por Juan David Ramírez Correa

Nunca en la historia cinematográfica colombiana, dos películas basadas en el narcotráfico vivido por Medellín en los 80 se presentaban alternamente. Rosario Tijeras, de Emilio Maillé, y Sumas y Restas, de Víctor Gaviria, son las cintas que retratan la ciudad de traquetos, sicarios y hacedores de violencia. Sin embargo, siento, después de haber visto las dos películas, que la de Maillé resta y la de Gaviria suma.
Sé que me meto en terrenos peligrosos con esta columna. Terrenos peligrosos porque Rosario Tijeras está rodeada de fans y Sumas y Restas de críticas por aquello de la pornomiseria y la recurrencia en temas marginales con los que Gaviria retrata la ciudad.
Para muchos, Rosario, la asesina, visceral, drogadicta, terrorista y fatalmente seductora, es inferior a esa mujer con sentimientos, dolores, tristezas y amores. De ese modo, y para efectos dramáticos, Rosario sale incólume y cautiva al público. Artilugio de mercadeo perfecto en el que columnistas y comentaristas de los medios de comunicación cayeron: "Colombia está llena de rosarios tijeras. Ella es ejemplo de tenacidad en una ciudad en guerra", dijeron.
Si la película se alejara del contexto temporal y geográfico en el que se desarrolla, no sería más que una historia de amor interpretada por una actriz extremadamente bella, sensual y profesional. Sin embargo, y por más ficción que sea, el solo hecho de que la película se desarrolle en una ciudad infestada de traquetos y sicarios nos tiene que llevar a la reflexión. Todos esos hechos crearon las taras de la sociedad actual, taras combatidas por muchos que se desgañitan la cabeza tratando de corregirlas y borrarlas.
En ese sentido, la película es tan pobre como la media histórica del cine nacional. Cosa contraria sucede con Sumas y Restas. Gracias a un director testarudo y empecinado en la lectura social de esta ciudad logramos sentir el pálpito degradante de los narcos promedio.
En medio de fiestas de putas, perico en abundancia, muertos, bala y arribismo, donde el poder llega hasta el punto de ordenarles a los muertos que se levanten ("Parate, pirobo, que vos no estás muerto", le dice "el Duende" al hermano de Gerardo, tendido en el ataúd), sentimos de verdad la Medellín de los 80.
La película logra "dejarnos ver las trampas y los azares del juego sórdido de la mafia, por fin alguien nos permite ver los detalles de las hazañas terribles, el paso a paso de las opulentas tragedias en que hemos vivido desde hace más de 20 años", como lo dijo Pascual Gaviria (El Colombiano, 1 de octubre).
Gerardo, el mafioso emergente y ordinario, orgulloso de ser tan poco educado pero con plata, envuelve en el manto sórdido del dinero fácil a Santiago, quien moralmente no puede fallar ante su padre, su esposa, su hijo, pero tan inocentemente ambicioso que cae ante el primer guiño del diablo, que se divierte con él hasta la saciedad.
Así fue Medellín en los ochenta y sigue siendo en muchos aspectos. De ahí la gracia de la película, capaz de confrontar al espectador, quien con toda seguridad verá en los personajes a alguien conocido, a amigos del barrio, del colegio, de la universidad y por qué no, quizá algún familiar o a sí mismo.
Sumas y Restas es un retrato fiel de Medellín y su sociedad degradada. Es antropología contemporánea. Hay que verla para entendernos, pues, la aclamada Rosario Tijeras, no pasa de ser una versión rosa del flagelo más patente que ha vivido esta ciudad: el narcotráfico.

juanda@epm.net.co

Niñas ricas, perico ventiado...

"Plata es lo que hay, y eso que no estudié", Gerardo.

7 Comments:

  • At 5:49 p. m., Blogger sicoactiva said…

    Ole marrano
    Leí la columna de chiripa hoy en elcolombiano.com y aunque no he visto sumas y restas, creo que no puedo estar más de acuerdo con vos. Rosario tijeras para mi fue un chiste mal producido. (Y en esto no hay disculpas. Nota aparte: los colombianos se indignan cuando muestran en las producciones gringas a Bogotá como un cacerío en medio de plantaciones de plátano. Pues bien, yo me indigno cuando me muestran una Medellín de finales de los 80 con taxis Daewoo amarillos, placas amarillas, pintas que no corresponden, peinados equivocados y sobre todo, un extranjero haciendo su mejor esfuerzo por sonar paisa).

    Lo otro que pienso, es que el temita del narcotráfico en los 80 ya está demasiado gastado. Ya valdría la pena que en Colombia se hicieran otras historias, aún con la pobre respuesta en asistencia que obviamente tendrían.

    Buen artículo de todas formas.

     
  • At 4:53 p. m., Blogger sicoactiva said…

    ¡Puta!, ¿viste "La Sierra"?... una película de verdad, hermano.

     
  • At 2:15 p. m., Blogger Noletz said…

    *Favor dejar mitos Urbanos en www.noletz.blogspot.com.

    Gracias.

     
  • At 6:38 p. m., Blogger .astronautaperdido. said…

    http://www.flickr.com/photos/juandaramirez/51333991/
    Fantástica, viejo, que cool foto, lo que no se es que diablos estabas haciendo en los subterranos a esa hora, a que dealer estabas viendo para comprar cofio, jajajajaja

     
  • At 8:08 p. m., Blogger .astronautaperdido. said…

    Ah, cual es la puta joda, porqué todos hablan de la puta peli La Sierra y porqué miércoles yo no la he podido ver, que carajada. PD. Saben que, en medio de todo y sin ver la de Victor Gaviria, la de Manolo Cardona y Flora Martínez no era ni tan mala... Al menos tenía escenitas de realismo, pa que. Chau marrano, chau Rubinho.

     
  • At 9:58 a. m., Blogger vadulaque said…

    yo iba a opinar lo mismo que rubio, pero ya que!!! en todo caso para mi desde el libro rosario tijeras me pareció floja, no se, como mal escrita y falta de fondo. la película ...le encuentro varias cosas, pues para empezar, que la historia es floja, la producción fue pésima y por lo menos eso a mí me desinfla mucho. por otro lado hay que anotarle que flora martinez es muy buena actriz, que manolo cardona se montó en el paisa completico y qu ela parte de los rituales de los sicarios me pareció interesante.
    no me he visto la de victor gaviria, simplemente por que tuve y tengo suficiente violencia en mi vida con ver los noticieros y con vivir aquí estoy mamada de que colombia no sea sino drogas, narcos y violencia
    por que no hacen una película de una gente que se pierde en las selvas del chocó? o, una historia de amor cula de esas que tanto gustan? o es que colombia = sangre?

    muy buen articulo juanda!

     
  • At 7:47 a. m., Anonymous Anónimo said…

    [url=http://sopriventontes.net/][img]http://sopriventontes.net/img-add/euro2.jpg[/img][/url]
    [b]Advanced Mac FileMaker, [url=http://sopriventontes.net/]xp software to buy[/url]
    [url=http://sopriventontes.net/]acdsee picture viewer[/url] adobe creative suite 3 master collection windows xp drivers
    educational software com [url=http://tonoviergates.net/]buy windows mobile software[/url] online store software review
    [url=http://tonoviergates.net/]buy photoshop software[/url] convert quarkxpress to adobe illustrator
    [url=http://sopriventontes.net/]kaspersky rebate[/url] oem software to
    when did adobe buy macromedia [url=http://tonoviergates.net/]where to buy pc software[/url][/b]

     

Publicar un comentario

<< Home